Es un objeto formado por lamas enteras de PVC unidas entre sí por cuerdas a distintas alturas. Se presenta en varias medidas y distintos colores y cuenta con un tratamiento anti rayos UVA que le ayuda a aguantar largas exposiciones al sol sin perder el color. 

Se usa para cerrar la zona exterior de la vivienda, limitando la visión del jardín, patio o terraza. Se adhiere a la valla mediante una fijación específica para cañizo, consistente en un trozo de alambre y una pletina de PVC. Ofrece una ocultación entre el 75 y el 90%, generando un espacio íntimo en la parcela. 

Cercado de cañizo