Es un tipo de semilla tapizante que se utiliza como alternativa al césped tradicional. Tolera bien la exposición a pleno sol y también da buen resultado en zonas de sombra o semisombra. Puede soportar temperaturas de hasta -5ºC, aunque en los climas templados es donde realmente está a gusto, de modo que permanece verde todo el año. Crece lentamente, apenas necesita siegas y no requiere muchos riegos. Además, es muy resistente a las enfermedades que atacan al césped.

Se usa para cubrir zonas del jardín en las que el césped no da buen resultado. Es adecuada para pequeños rincones de difícil acceso, entre las juntas de las losas de piedra y en zonas decorativas con poco tránsito.

Césped Dichondra