Mezcla de grana de césped de gran resistencia al uso intensivo y a la sequía. Indicado para sembrar en grandes áreas verdes, jardines y campos deportivos. Recomendado para terrenos secos, apenas requiere mantenimiento y tolera el encharcamiento, de modo que goza de buen aspecto durante todo el año.

Para su plantación es necesario eliminar toda la vegetación del terreno y esparcir a continuación puñados de semillas de manera uniforme. Seguidamente se entierran para evitar que sean comidas por los pájaros, pasando un rastrillo de manera superficial. Una vez plantado, es necesario regarlo varias veces al día para mantener la superficie húmeda. La época idónea de siembra es otoño o primavera.

Césped rústico