Es un tipo de césped formado por una mezcla de semillas que dan como resultado una hierba de hojas finas pero tupidas, de aspecto rústico y crecimiento medio-rápido.

Se usa para cubrir distintas zonas del jardín, ya que es apto para todo tipo de suelos y climas. Tiene buena resistencia al pisoteo y puede soportar algún exceso de riego ocasional. Se recomienda sembrar en primavera u otoño, aplicar un abono de liberación lenta cada tres meses y regar temprano por la mañana o a última hora de la tarde.

Césped universal