Limpiador líquido específico para la limpieza de suelos. En función del producto, tiene poder antideslizante o desodorizante, o es especial para baldosas o suelo de madera.

Se emplea para desengrasar correctamente la superficie antes de pintar. Su uso puede ser para exterior y para interior. Tiene un rendimiento de 40 metros cuadrados por litro y tiene un tiempo de secado y repintado de 24 horas. Se aplica con un cepillo o una escoba y la temperatura ideal para hacerlo es entre 10 y 25ºC.

Champú para suelos