Es un recipiente con forma tubular y motivos decorativos. Tiene dos aperturas, una superior y otra inferior en uno de los laterales. Está fabricado en cerámica, lo que la hace resistente a las adversidades climatológicas y contribuye a mantener el calor durante más tiempo.

Su función es la de proporcionar calor y calidez al espacio donde se ubique. Es de fácil manejo, pesa poco y cuenta con dimensiones reducidas. Para su funcionamiento, hay que introducir leña o pellets en su interior y prenderlas. A medida que el material se consume, hay que ir rellenándolo.

Chimenea de cerámica