Es una pieza plana fabricada en polímero con forma semicircular para adaptarse a la onda de la teja. Se coloca en el hueco de la primera fila de tejas, cuando se está poniendo el tejado o posteriormente. Se fija con espuma de poliuretano.

Su función es que no entren los pájaros en el hueco de la onda de las primeras tejas, evitando así que formen allí sus nidos. También evita que se acumule basura arrastrada por el viento con el paso del tiempo.

Cierre anti-pájaros