Es un elemento mecánico de cierre. Está formado por dos piezas que al empujar una a la otra se realiza un movimiento específico cerrando o abriendo el objeto que lo tenga instalado, es decir cierra por enganche. La gran ventaja con respecto a muchos cierres es que no hace falta llave y su apertura es muy rápida. Existen varios tipos de cierre de levas con y sin condena y fijo o graduable.

Existen varios tamaños que dependerán según la superficie que quieras cerrar. Los cierres de levas estan compuestos por dos partes, una fija con forma de gancho plano y otra abatible con un eslabon, esta es la que realiza el movimiento anclandose en la parte fija. Algunos modelos poseen tensores para el cierre. Su instalación suele ser con tornillos que dependerán del material donde lo vayas a anclar.

Cierre de leva