Es un sistema de seguridad en el ámbito del hogar. Sirve para para garantizar la seguridad infantil en armarios, cajones y puertas evitando que los niños se puedan pillar un dedo o sufrir algún otro percance.

Los cierres de seguridad son elementos realizados normalmente en PVC. Hay cierres para puertas. Este tipo de cierre consta de dos ventosas que se adhieren una en cada puerta con una pieza de unión entre ellas. Cuando se quiere abrir la puerta hay que levantar esa pieza de unión para así dejar libertad entre las dos ventosas.  Los cierres para ventanas correderas se fijan taladrando en el marco y atornillando el cierre que consta de un pasador con llave, lo que impide que el niño pueda deslizar la corredera. También hay cierres para cajones, formados por dos piezas unidas por una pestaña. Ambas piezas se aseguran con ventosas, una en el lateral y otra en el frontal del cajón. Para abrir el cajón se presiona la pestaña para soltar ambas piezas.

Cierre de seguridad