Es una cinta adhesiva que se usa para cubrir los empalmes eléctricos; por una de sus caras es de material plástico aislante (PVC) y la otra cara es autoadhesiva. Con ella, los hilos conductores no quedan al descubierto o pelados y se evitan cortocircuitos y problemas durante su uso.

Está fabricada a base de una lamina fina de PVC y resiste muy bien las altas temperaturas, no le afecta la corrosión o la humedad y admite altos voltajes. Hay cintas de varios colores, para poder utilizar con facilidad durante las instalaciones. En una instalación grande, los distintos colores pueden servir de guía y ayuda en la distinción del cableado durante los trabajos o utilizarse para la agrupación y sujeción de varios cables.

Las hay de varios anchos, pero el más común es de 19 mm. También se encuentran en diversas longitudes, aunque las más habituales son de 10 y 20 m. Es imprescindible tener siempre en la caja de herramientas una cinta aislante, que será muy útil para muchas reparaciones.

Cinta aislante