Es una banda fabricada en nailon en distintos grosores y colores. Sirve para accionar la subida y bajada de la persiana, enrollándose o desarrollándose sobre un eje que está colocado dentro de la caja de la persiana.

Su colocación es sencilla, pero lleva varios pasos. En primer lugar debes soltar el recogedor de la pared, quita la tapa de la caja de la persiana, retira los tirantes, desatornilla el eje y retíralo de la caja. En el caso de que tengas una cinta de persiana desengánchala de la polea y también del recogedor. Engancha con un nudo y enrolla la cuerda en la polea, vuelve a atornillar el eje y coloca los tirantes. Asegúrate de que la persiana gira bien y la cinta se enrolla y desenrolla correctamente. Engancha la cinta en el recogedor y por último vuelve a colocar éste en su sitio.

Cinta de persiana