Es una tira fabricada con materiales sintéticos. Es muy visible, resistente y flexible. Por lo general, se presenta en combinaciones de colores, como amarillo y negro o blanco y rojo. Puede ser autoadhesiva o colocarse atada a dos puntos de fijación.

Se usa para delimitar zonas, señalizar peligros o prohibir el paso a zonas en obras, accidentes de tráfico, actividades deportivas o eventos culturales, entre otros. El objetivo es garantizar la seguridad de una manera rápida.

Cinta de señalización