La clavija es la parte extraíble del conjunto del enchufe, la que se acopla a la base de enchufe para transmitir la electricidad a una lámpara, electrodoméstico, ordenador, etc.  Puede ser simple, con dos patillas, o triple, con toma de tierra. Esta es siempre la más recomendable. A la clavija, por lo tanto, llegan dos o tres cables. Lo más habitual es que estos dos o tres cables formen parte de un solo cable reforzado, que contiene a los dos o tres hilos conductores de electricidad.

Las clavijas se pueden comprar de manera independiente a las bases de enchufes y son muy fáciles de sustituir en caso de reparación. Con las clavijas independientes se pueden hacer fácilmente alargadores, comprando los metros de cable que se necesiten.

Clavija de enchufe