Son clavijas de enchufe especiales, diseñadas para seguridad de las personas, de la instalación eléctrica de la casa y de los aparatos de elevada potencia, como son los hornos o las placas de cocina.

Las clavijas de fuerza se corresponden con las bases de enchufe de fuerza, aparentemente en su forma exterior muy similares a las universales pero de un amperaje mayor. Lo normal es que bases y enchufes de fuerza sean de 25A. Suelen llevar asociados cables de 6 mm de diámetro, tanto para la fase, el neutro y la toma de tierra.

Las clavijas de enchufe de fuerza pueden ser de dos formas: similares a las normales con ranuras laterales para la toma de tierra o con tres patillas, normalmente planas y gruesas dispuestas en línea; una de ellas es la de toma de tierra. 

Clavija de fuerza