Es un utensilio muy usado por los albañiles y yeseros.Está fabricado en metal y tiene la función principal de sujetar, tanto reglas, como cordeles que sirvan como guía a la hora de alicatar o vestir las paredes y de esta manera mantener a nivel el trabajo.

Se compone de dos partes, una varilla afilada en forma de clavo largo cuya función es la de insertarse en la pared y mantenerse fija. La otra parte, es una pieza móvil que se desplaza a través del clavo principal con el fin de ajustarse al grosor de la regla que vas a colocar. El modo de utilización es muy sencillo, simplemente clava varios de ellos a lo largo de la regla o cordel dejándo así una referencia en la pared en la que vas a trabajar.

Clavo de albañil