Es un aparato que produce calor para poder cocinar. Esta fabricada principalmente de hierro fundido y tiene un funcionamiento parecido a una chimenea. El combustible principal que se usa es leña seca, aunque para encenderla se usa papel, por su capacidad de prender rápidamente.

La leña se introduce por la parte superior donde existen unas arandelas concéntricas que se colocan una vez iniciado el fuego, la necesidad de chimenea es necesaria, ya que se necesita de tiro de aire para su funcionamiento y poder evacuar el humo. El humo, al circular hacia la chimenea, calienta el horno, dependiendo del tipo de cocina. Dispone de un termostato que indica la temperatura alcanzada.

Cocina de leña