Es un elemento textil con un relleno blando y una funda de color liso o con dibujos estampados. Se fabrica con materiales como algodón, loneta o poliéster, entre otros, y ofrece diferentes medidas y formas. Incorpora una cremallera o botones que facilitan la tarea de desenfundarlo para su lavado.

Se usa con fines decorativos para estancias infantiles. También cumple otras funciones, como la de apoyo o la de protección contra el frío.

Cojín infantil