Es un adhesivo en forma de gel de color blanco que, una vez seco, toma un aspecto transparente. Está fabricado a base de acetato vinílico y varios aditivos especiales que le dotan de una gran viscosidad. Tiene un gran poder adhesivo y una resistencia y un rendimiento altos. Se aplica con una brocha, que se reutiliza tras lavarla bien con agua.

Se utiliza para pegar principalmente madera, papel y cartón. Disuelta en agua, la cola blanca funciona como un barniz, ya que crea una capa transparente por encima de la superficie que proporciona impermeabilidad y brillo. De esta forma, se utiliza para acabados de manualidades, como puzles, porque consigue que no se suelten las piezas. Otro uso consiste en mezclar la cola blanca con agua y papel de celulosa o de periódico, que da lugar a la pasta para realizar manualidades con papel maché.

Cola blanca