Acción que hace referencia a colocar un objeto sobre una superficie de forma que quede suspendido, apoyado o pendiente de una cuerda o alambre, sin que llegue al suelo. Por ejemplo, colgar la lámpara del techo, un cuadro en la pared o un estor en la ventana.

En el techo o en la pared se deben introducir los tacos necesarios, con sus correspondientes hembrillas o alcayatas, en función del tamaño y el peso del objeto que se va a colgar. Es importante que éste quede bien sujeto y sin que peligre su estabilidad.

Colgar