Es una máquina compuesta por un depósito y una estructura fabricada en metal para aportar solidez. El motor se ubica en la parte superior, para que esté mejor refrigerado, y está protegido de la suciedad por una carcasa plástica. En la base tiene unas patas de gomas para reducir las vibraciones.

Es un aparato destinado a generar aire y almacenarlo con el fin de abastecer de un caudal constante a determinadas herramientas. Al ser de uso doméstico, su capacidad varía entre 6 y 50 litros, por lo que se adapta a las necesidades de un usuario común. Presenta menos caudal de aire que un grupo industrial y no aguanta una intensidad tan elevada de trabajo. Es más compacto, lo que facilita su transporte.

Compresor de uso doméstico