Es una máquina con una estructura y un calderín fabricados en metal, que incluye ruedas en la base para facilitar su transporte. Su capacidad comprende entre los 100 y los 300 litros, e incluso superior en función del modelo.

Se destina a generar un gran caudal de aire con una intensidad alta. Permite un trabajo con herramientas de alta demanda de aire y muy continuo, por lo que el motor es mayor que en los modelos domésticos y se equipa con un sistema de refrigeración mejor. Se utiliza por profesionales en talleres debido a su peso y sus dimensiones.

Compresor industrial