Es un elemento de plástico que se abre por la mitad y en su interior contiene una pieza cilíndrica y metálica que pesa aproximadamente 50 gramos. Se fabrica en varios colores e incluso transparente para que sea más fácil combinar estéticamente.

Se utiliza para colocarlo en las cadenas de estores enrollables y plegables. Una vez instalado en la cadena, sirve para que quede recta. Cuando se haya abierto el contrapeso y colocado la cadena en su interior, debe volver a cerrarse sobre sí mismo.

Contrapeso para estor