Es un listón o pieza que remata la junta de una encimera de cocina con la pared. Además de embellecer el acabado, evita la filtración de agua y suciedad, previniendo deterioros y acumulación de restos de alimentos, polvo, etc. El copete puede servir también para rematar todo tipo de juntas.

Los materiales en los que se fabrica el copete son muy variados, de acorde con la base o tapa de la encimera. Puede ser de madera maciza de ¼ de bocel, en aluminio, plástico rígido o de piedra, cuarzo, silestone… como es el caso de las encimeras hechas en estos materiales.

Los copetes más usados en las encimeras de melamina constan de dos partes, una metálica que se fija mediante atornillado en el extremo de la encimera o en la pared, y otra parte embellecedora, que se encaja en ella a presión.

Los copetes se pueden cortar a medida, con su correspondiente sierra o disco, según sea el material. Es recomendable sellar con silicona la junta de encimera y pared antes de la colocación del copete.

Copete