Se trata de una cuerda o una soga de polipropileno que sirve para marcar, tanto en el suelo como en paredes, líneas de referencia para ejecutar partes o partidas de construcción. Se utiliza en albañilería o en cualquier tipo de construcción.

Existen dos tipos. Por un lado, un cordel limpio que se ancla a dos puntos y se tensa hasta conseguir una línea recta. Por otro, un cordel que se impregna de tiza azul y que, una vez tensado, se estira y se suelta de modo que marca una línea sobre la superficie. Con esto se consigue una línea de referencia, ya sea para realizar un tabique, marcar una línea de arranque de cerámica o la altura de enchufes o interruptores.

Cordel trazador