Es una tira alargada con un mecanismo de enganche. Puede ser de poliéster para darle resistencia y es termoestable, resistente a la humedad y a productos químicos. Sirve para sujetar un objeto, pero también puede estar unida a un elemento de sujeción o retención, como un gancho, tensor, trinquete o hebilla.

Tiene unos dientes o presillas para evitar el retroceso de la tira a la vez que tensa la correa. Existen varios tamaños y grosores dependiendo la carga que vayas a sujetar, si no usas la adecuada corres el riesgo de que se rompa la cinta. También existen correas de polipropileno algo menos resistentes a la tracción que las de poliéster.

Se usa rodeando o uniendo lo que se desea sujetar o inmovilizar y tirando de uno de los extremos de la cinta para pasarlo por el mecanismo de enganche hasta que quede tenso y fijo.

Correa