Es una herramienta de jardinería compuesta por un motor de explosión, cuya autonomía depende de los litros de combustible que lleve su depósito. Lleva acoplada al motor una cuchilla giratoria, cuyo diámetro varía según la potencia de este. Se desplaza sobre un armazón con ruedas que puede ser propulsada por tracción mecánica o manual.

Sirve para cortar la hierba de los jardines, campos de fútbol y otros terrenos con césped natural, con el objetivo de igualar la altura de toda la superficie. La altura de corte de la hierba puede graduarse según la necesidad del terreno.

En su parte posterior lleva un cesto donde se acumula la hierba cortada, que debe vaciarse después de cada uso.

En el asa lleva dos manillas: una de ellas para activar la cuchilla de corte y la otra la tracción en las ruedas para que este se desplace. Por seguridad, al soltar las manillas sus funciones se detienen al momento.

Cortacésped de gasolina