Es una herramienta de corte manual, fabricada en metal y compuesta por dos piezas cilíndricas huecas, una de las cuales encaja dentro de la otra. Además, contiene una cuchilla dentada, en cuyo centro se enrosca un tornillo con cabeza hexagonal.

Se destina a realizar agujeros en fregaderos de chapa o acero inoxidable. Para su uso, debe hacerse un agujero en el fregadero con una broca para metales del diámetro del tornillo del cortador. Después, se coloca el cilindro de mayor diámetro en la parte superior del fregadero. Se introduce el tornillo por el agujero realizado y se enrosca por la parte baja del fregadero el cilindro de menor diámetro y que tiene la cuchilla. El corte se realiza apretando el tornillo con una llave hexagonal.

Cortador de agujeros