Es una guía metálica reglada con una ranura superior y dos inferiores, por donde se desliza un soporte que contiene cuchillas. Por el otro lado se encajan unas piezas para evitar que se mueva en la superficie. Se utiliza en albañilería para marcar y cortar láminas de yeso creando tiras rectas o en curva sin levantar polvo.

Al fijar la regla a la placa y deslizar el mecanismo de corte, se crea una línea que marca la pieza. Para terminar de separar la tira, se mueve el aparato a otra posición, si tiene la opción, o se hace de forma manual con una cuchilla. En función del modelo, incluye un transportador de ángulos para piezas inclinadas o una rueda dentada para marcar curvas. Según el accesorio que lleve, realiza un tipo u otro de señal.

Cortaplacas