Es una herramienta utilizada para realizar cortes en los vidrios planos de cualquier grosor, desde los de 3mm a los de 20mm. Normalmente se utiliza por los vidrieros o el personal cualificado en la construcción de una vivienda para cortar con exactitud las medidas de los vidrios de las puertas y ventanas. Es posible hacer cortes rectos con ayuda de una regla. Para ello se debe rayar la superficie con movimientos firmes y continuos. Después basta con encajar el cristal a separar entre las pestañas de las hendiduras y hacer palanca.

La herramienta está compuesta de un mango que puede ser de plástico, madera o metal, y una cabeza de corte de acero o de un material de mayor resistencia y durabilidad llamado tungsteno.

Cortavidrios