Es un equipo de ventilación que crea una corriente de aire a alta velocidad. Se instala sobre una puerta, de modo que crea una barrera que separa dos ambientes y permite el paso de personas o vehículos.

Se utiliza para evitar la pérdida de frío o de calor en una estancia, por lo que conserva la climatización y el confort de las personas. También supone un ahorro energético y mantiene el ambiente limpio de insectos o de partículas en suspensión.

Cortina de aire