Es un elemento decorativo que sirve para tapar una ventana o puerta. También se utiliza cuando es necesario separar dos ambientes. Está compuesta por un riel del cual se suspenden las lamas, estas cuelgan en vertical y pueden girar hasta 180º, permitiendo un control preciso de la entrada de la luz. Puede funcionar de forma manual o motorizada con mandos a distancia o con pulsadores.

Pueden estar fabricadas a medida y son capaces de cubrir acristalamientos de hasta 6 metros de ancho por 6 metros de alto. También pueden adaptarse a techos inclinados, escaleras, cornisas e incluso curvas.

Su tejido puede ser decorativo o técnico, de PVC, poliéster, madera o screen. Además, existe la posibilidad de combinar colores e incluso tejidos.

Cortina vertical