También conocido como tamiz, es un aro de plástico que sirve para cribar arena u otros materiales. Lleva varios tornillos para abrir la carcasa y  poder intercambiar las diferentes bases de criba. Estas bases tienen diferentes medidas en los agujeros de la malla para poder tamizar. Sirve para filtrar materiales en polvo y separar las impurezas más solidas.

Dependiendo del tamaño de la sustancia a cribar, se intercambiarán las bases de este utensilio. Es muy útil en trabajo de albañilería o jardinería, para conseguir tierras o arenas más finas a la hora de trabajar.

Criba de plástico