Es el vidrio que utilizan las máscaras de soldar. Su función es proteger la vista en el proceso de soldadura de la radiación visible. Evita el cansancio de los ojos. Tiene una calidad óptica y está unido a otro cristal incoloro que lo protege.

Está fabricado en diferentes tonos según el trabajo de soldadura que tenga que realizarse y de la intensidad de la corriente. El número del tono va desde el 4 al 14 y está grabado en el borde del cristal.

Cristal inactínico