Es una pieza de plástico en formad de aspa o T que se introduce entre dos elementos, habitualmente cerámicos. Se emplea principalmente en construcción para la colocación de pavimentos o revestimientos. Los tamaños de las crucetas oscilan desde 1 mm a 15 mm. Sirve de guía y ayuda a la colocación óptima de la cerámica, manteniendo la homogeneidad en el ancho de juntas, esencial para evitar la ruptura del azulejo por dilatación.

La cruceta en forma de aspa se coloca en los extremos del azulejo en la técnica a cartabón, cubriendo con el relleno de juntas. La de forma de T se utiliza en la técnica de alicatado denominada mata junta, colocando la parte plana de la cruceta a la mitad de la baldosa inferior.

Cruceta