Pieza generalmente rectangular y fabricada en cristal templado. Puede venir en formato individual, aunque lo más común es que sean dos unidades. Hay diseños lisos o decorados.

Sirve para proteger de la suciedad, polvo, humos y grasa a la vitrocerámica, así como para evitar golpes y rayaduras. Además, funciona como protección para niños y mascotas del calor residual de los fogones al apagar la placa. También se puede usar como zona de corte y preparación de alimentos.

Por la parte de abajo, dependiendo sobre que tipo de encimera se vaya a colocar, lleva unas ventosas para vitrocerámica, o unas patas para salvar las rejillas de las  cocinas de gas o eléctricas. 

Cubre vitrocerámica