Es un producto que se utiliza para alisar paredes que están estucadas o tienen gotelé, sea de gota gorda o fina. Se presenta en polvo o en pasta. El cubregotelé de pasta ya viene preparado, ya tiene la dosificación de agua correspondiente y está listo para extender tanto con llana como con rodillo. El formato polvo debe mezclarse bien con agua para que quede homogéneo y sin grumos y se aplica con una llana.

La dosis varía en función de cada fabricante, por lo que hay que leer las instrucciones. Puede cubrir desde 3 mm hasta 1 cm de espesor, por lo que es necesario saber el tipo de gotelé que tiene la pared. Una vez alisada, ya puede aplicarse la imprimación antes de empezar a pintar.

Cubregotelé