Es una herramienta que consiste en una estructura plástica con un orificio, donde se coloca la cánula de un cartucho de pasta. Contiene una cuchilla de acero afilado como la que usan los cortantes o cúters, que se acciona por medio de un botón.

Permite cortar con seguridad las cánulas de los cartuchos de pastas, como de siliconas o adhesivos de montaje. Para utilizarla, se coloca la cánula en el orificio a la altura de corte, en función del paso que se quiera dar al material que sale. Se desplaza el botón hacia ella, de forma que el filo la corta con limpieza.

Cuchilla para cartuchos