Consiste en realizar los cuidados necesarios para obtener frutos de las plantaciones. En agricultura incluye un conjunto de tareas distintas, desde desbrozar, roturar la tierra, sembrar, regar, abonar, podar o fumigar para eliminar insectos o enfermedades de las plantas. Todas ellas orientadas a conseguir que los cultivos se desarrollen de forma óptima para obtener los frutos en las mejores condiciones posibles.

En lo referente a la jardinería doméstica, las tareas a realizar tienen como finalidad alcanzar un buen desarollo de las plantas, para conseguir un crecimiento adecuado y obtener flores o frutos.

Cultivar