También llamada pistola de calor, es una herramienta que se utiliza para retirar con facilidad, capas de pintura, barniz u óxido gracias a que emite un flujo de aire de unos 500 ºC. Su uso es sencillo para trabajos de bricolaje casero y para uso profesional.  Suelen tener un regulador de temperatura para adaptarlo al uso que necesites. Es necesario tomas precauciones antes de poner en funcionamiento la herramienta con un equipo de protección. Para ponerla en funcionamiento primero debes enchufar la herramienta, cuando se ponga en marcha, mantén la distancia aconsejada por el fabricante y con la otra mano puedes ir retirando la pintura con una rasqueta.

Como usos secundarios, también se puede usar para soldar tuberías de plástico, evitar que se deshilachen cuerdas sintéticas, descongelar tuberías de agua, retirar pegatinas y vinilos y aflojar tuercas oxidadas.

Decapadora