Es la medida que se utiliza para medir la intensidad del sonido y otras magnitudes sonoras para el oído humano. Es la décima parte de 1 belio, unidad que recibe este nombre en recuerdo de Graham Bell.

La escala de medición del decibelio es logarítmica y relativa y se hace siempre respecto a una referencia que suele tomarse como la menor presión sonora o umbral de audición de la que es capaz de detectar el oído humano, cifrado en 0 dB.

La sensibilidad del oído del ser humano ante la intensidad sonora no es lineal, sino muy parecida a la logarítmica. Por ello en esta escala, por ejemplo, el doble de decibelios no equivale al doble de presión sonora y la diferencia de presión entre 40 y 50 dB no es lo mismo que la diferencia entre 10 y 20 dB, aunque en ambas haya una diferencia de10 dB.

De esta manera cuando una máquina emite 70 dB no es un poco mayor que una que emite 60 dB, sino proporcionalmente es una diferencia muchísimo más elevada.

El nivel de presión sonora de una conversación normal puede ser de 50 dB, el del tráfico de 80 dB o el de un avión al despegar de 120 dB. El umbral del dolor para el ser humano empieza a partir de los 110 dB y es muy peligroso a partir de los 140 dB y en cifras más elevadas puede incluso causar la muerte.

Decibelio (dB)