Consiste en distribuir colores, dibujos, adornos y otros elementos en un objeto o una estancia de modo que se embellezca. Implica crear y renovar e incluye innumerables posibilidades sobre cómo hacerlo y con qué materiales.

Se decora con cenefas, plantillas, abalorios o cualquier otro objeto o motivo superpuesto que cree contraste, luminosidad y un buen acabado. También existen técnicas específicas como el decoupage.

Decorar