También conocido como mandil, es una prenda de protección externa de una sola pieza. Sirve para proteger partes del cuerpo tales como el torso, el abdomen y las piernas de las proyecciones de la soldadura y de partículas incandescentes, así como del  fuego directo durante un corto periodo de tiempo. Normalmente los mandiles suelen ser de talla única y se adaptan a cualquier persona. Son muy utilizados en trabajos de soldadura en general.

Los materiales que se emplean para la elaboración del mandile suelen ser de muy buena calidad, normalmente se emplea piel de serraje de vacuno cosidas con hilo de kevlar para evitar que se produzca la combustión. Está diseñado con tratamientos anticalóricos para aguantar altas temperaturas y el impacto reiterativo de partículas incandescentes sin que se produzcan quemaduras ni agujeros.

Delantal de soldadura