Se refiere a la acción de eliminar las asperezas o impurezas de las partes más toscas de un material que se desea pulir. Se puede realizar tanto con herramientas mecánicas como manuales y sobre todo tipo de materiales: madera, piedra, metal, plásticos, etc.

Sobre madera: con una lija, escofina o lijadora eléctrica se puede retirar las zonas rugosas o sobresalientes que no interesan deslizando la herramienta con un movimiento firme en la misma dirección de la veta.

Sobre metal: con una lima o con un disco para la amoladora se puede quitar el material sobrante para alisar la superficie por ejemplo de una soldadura.

Sobre piedra: mediante discos de lijas de diferentes gramajes, de mayor a menor grano, también se puede igualar el área a trabajar.

La acción de desbastar se realiza en numerosos trabajos, como puede ser en carpintería, ebanistería o cantería.

Desbastar