Líquido blanquecino que se usa para eliminar ceras, manchas de grasa y suciedad de muebles antiguos y suelos de madera. Se emplea también para limpiar los utensilios y brochas que se utilizan en los trabajos de restauración. Si se aplica después de un decapante tradicional, permite aclarar la madera.

Es un producto abrasivo, por lo que debe manipularse con guantes y gafas protectoras. Para usarlo, se aplica el desencerador sobre la superficie de forma abundante con una muñequilla de algodón. Se deja actuar unos minutos sin que se seque el producto y se frota con una lana de acero del número 00 si es un mueble y del 0 si es suelo de madera. Tras limpiar los restos de cera o suciedad con una muñequilla de algodón limpia, se deja secar 30 minutos. A continuación, ya puede extenderse la cera nueva.

Desencerador