Es una herramienta en forma de barra, fabricada en metal muy resistente. Tiene uno de sus extremos curvo y está dividido en dos puntas planas con las cuales se puede ejercer fuerza sobre cualquier objeto.

Su función es facilitar la separación de objetos unidos entre si, utilizándolo como palanca. Se usa con frecuencia en las demoliciones para quitar los tablones de los encofrados, también lo utilizan los tapiceros para levantar los tejidos que están clavados en los muebles, sillones, sillas o sofás. Se introduce entre los dos materiales y se hacen movimientos de palanca hasta desencajarlo.

Desencofrador