Es un aparato eléctrico que reduce la humedad relativa del aire en la estancia en la que lo coloques. Lo hace recogiendo el aire de la habitación, pasándolo por una zona fría que hace que el agua que contiene se condense y se acumule en el depósito del deshumificador. Este se debe vaciar periódicamente.

Es muy aconsejable para personas alérgicas o con problemas respiratorios como asma.

Hay varios tipos de deshumidificadores:

  • Refrigerantes o con compresor. Son los más utilizados, funcionan gracias a un compresor y un ventilador. El ventilador aspira el aire, que pasa a un filtro previamente enfriado por la acción del compresor, para que se condense el agua presente en el aire aspirado.
  • Desecantes. Funcionan generalmente con un gel de sílice. Una vez aspirado el aire, pasa a un condensador cuyo rotor está impregnado del material secante, que es el que se encarga de absorber el agua.
Deshumidificador