Consiste en retirar la humedad innecesaria del ambiente, ya que puede resultar perjudicial para la salud y para la vivienda al generar humedades. Para ello se emplea un deshumidificador, que es un aparato eléctrico cuyo tamaño y potencia varían en función de las necesidades.

Cuenta con un indicador de humedad, que puede modificarse para que calcule la que realmente es apropiada. Dispone de un depósito de agua que, cuando se llena, se detiene para poder vaciarlo y volverlo a colocar, siempre que no se coloque la manguera de drenaje continuo. 

Deshumidificar