Es la acción de desmontar o retirar un elemento o accesorio de otro. Para hacerlo, es necesario revisar la pieza y como está colocada y, en caso de ser necesario, desconectarla de la corriente eléctrica. Hay que retirar los elementos de fijación y finalmente extraerla con cuidado de no dañar lo que la rodea.

Se desinstalan elementos para solucionar una avería, para mejorar lo que está previamente instalado o para renovarlo porque acumula un desgaste que hace bajar su rendimiento. Con elementos eléctricos, deben usarse herramientas aisladas para evitar riesgos al manipularlos y en ocasiones incluso es conveniente cortar la corriente.

Desinstalar