Acción de separar las distintas partes que forman un artilugio o estructura que se utiliza para un fin determinado, de modo que se puedan volver a unir las piezas para reconstruir el objeto inicial y que este pueda seguir siendo usado. Para desmontar es necesario soltar las uniones que le dan consistencia, aflojándo los distintos sistemas de sujeción requeridos para cada caso específico, como pueden ser tornillos, clavos, pasadores, pletinas de unión, etc.

Para esta tarea, son muy útiles las herramientas como los desatornilladores eléctricos. Los objetos pesados y de grandes dimensiones son los que habitualmente necesitan ser desmontados por razones de transporte o almacenaje. Entre ellos destacan los muebles de gran tamaño y las máquinas industriales.

Desmontar