Producto de droguería compuesto por elementos químicos que eliminan la oxidación. Sirve para la limpieza de metales como cobre, bronce, estaño, latón o plata. Se emplea también para eliminar las manchas de grifería, fregaderos inoxidables, cromados, vitrificados y hélices de embarcaciones.

Para su utilización, debe removerse el envase y aplicarse con lana de acero o con brocha sobre el objeto, insistiendo en las zonas más sucias. Después, se deja actuar sobre la zona, se aclara con agua y jabón y se deja secar.

Desoxidante de metales